Archivo | febrero 2011

CWK: Crepes con dulce de leche y caramelo

Whole Kitchen en su propuesta dulce para el mes de febrero, nos invita a preparar un clásico de la gastronomía francesa, Crêpe.

Yo los había hecho antes muchas veces, pero como me gusta probar recetas nuevas, he seguido la que proponían y me ha gustado mucho. Los he rellenado de dulce de leche casero, la combinación es de mis favoritas y la he elegido más que nada por falta de tiempo para preparar un relleno más elaborado.

La receta dePiere Hermé para 6 crepes es la siguiente:

Ingredientes

2 huevos
10 gr de mantequilla
100 gr de harina
1/2 vaina de vainilla
2,5 gr de sal
25 cl de leche entera
3 cl de agua
1,5 cl de licor (opcional)

Preparación:

Batir los huevos en un bol, añadir la leche, el agua y la mantequilla fundida (y el licor si se utiliza)
Tamizar la harina en un bol. Partir la vaina de vainilla por la mitad, extraer los granos y agregarlos a la harina tamizada.
Incorporar la harina a la mezcla de huevos, leche, agua y licor, mezclándolo todo muy bien.
Dejar reposar durante dos horas a temperatura ambiente.

Cuando vayamos a usar la masa, le añadimos 1 cl de agua. Calentamos la sartén antiahderente y añadimos una gota de aceite. Vertemos la masa con un cucharón y la esparcimso por toda la sartén. cuando no tenga brillo, le damos la vuelta hasta que esté dorada por el otro lado.

La ponemos en un plato y rellenamos con lo que más nos guste. Yo en este caso, he usado dulce de leche y las he decorado con caramelo líquido.

Anuncios

Cupcakes de chocolate blanco y nueces de macadamia

Las mejores cupcakes del mundo mundial!! (así las hemos bautizado en casa) Hasta ahora mis favoritas eran las Red Velvet Cupcakes, pero estas las han desbancado!


Son muy esponjosas y tienen el punto de dulce perfecto, no se hacen pesadas ni empalagosas y cuando te encuentras un trocito de nuez de macadamia o de chocolate blanco… mmmmm

Aunque con estos cupcakes me ha pasado una cosa muy rara, no se si a alguien más le ha pasado alguna vez… se me despegaba el papelito! Las dejé enfriando y cuando las voy a decorar, medio despegadas! :S (en alguna foto sale, las del envoltorio de cebra)

Y luego la receta… es de la Whole Kitchen Magazine, el número de Enero. La receta es de Marta, de More than Mode (ya os hablé de este blog en el post de las Red Velvet Cupcakes) y en la lista de ingredientes aparecen chocolate blanco y nueces de macadamia (normal, si no, por qué se iban a llamar así?) peeero luego no indica cómo añadirlos a la receta, así que cuando tuve toda la masa hecha, allí que los puse y lo removí todo para que se repartiera bien. Vale, hasta ahí bien.

Pero para el frosting… ay mi madre! que hago con los 50 gramos de chocolate blanco? Pues nada, ponerlo derretido cuando haga toda la mezcla (porque a pedacitos como que no iban a pasar por la manga) y nada, allá que me queda una mezcla super cremosa, le pongo el chocolate derretido y… HORROR!!! se convierte en una cosa que parecía que sudaba! (el chocolate no estaba caliente, eh??)
De sabor buenísimo, si, pero una consistencia… y para colmo SE ME ROMPE LA BATIDORA DE VARILLAS!!

Me podía pasar algo más? Mi marido me vio tan apenada que me dijo que hoy íbamos a comprar otra, que no me preocupase.

En fin, que pensando cómo arreglar el frosting, lo puse a escurrir cual requesón en un colador para que soltara el chocolate derretido y cuando quedó más “presentable” lo puse en la manga, y a decorar!

Le quedó un sabor buenísimo después de todo, salieron 18 cupcakes, decoré 14 y al día siguiente sólo llevamos 6 (eran para llevar a casa de los padres de un amigo que íbamos a comer)
Así que os podeis imaginar lo requetebuenas que están 🙂

Y después de todo el rollo que os he soltado, os dejo la receta de mis cupcakes favoritas a partir de hoy:

Para los cupcakes

160 gr de mantequilla
175 gr de azúcar glas
2 huevos
350 gr de harina
1 cucharadita de levadura en polvo
½ cucharadita de bicarbonato sódico
1 pizca de sal
1 pizca de nuez moscada rallada
250 ml de leche
50 gr de nueces de macadamia troceadas
50 gr de chocolate blanco troceado

Preparación:

Antes de empezar , sacamos todos los ingredientes de la nevera para que estén a temperatura ambiente antes de preparar la receta, precalentamos el horno a 170º y preparamos los moldes de los cupcakes.

Empezamos batiendo la mantequilla con el azúcar hasta que la crema empiece a blanquear.

Añadimos los huevos uno a uno batiendo bien.

Tamizamos todos los ingredientes secos: la harina, la levadura, el bicarbonato, la nuez moscada y la sal y lo vamos añadiendo a la mezcla anterior intercalándolo con la leche, en un par de adiciones y batimos bien de nuevo.

(Aquí es donde yo añadí el chocolate blanco troceado y las nueces de macadamia y lo integré todo con una lengua, reolviendo despacito)

Llenamos los moldes unos 2/3 y horneamos durante 15 o 20 minutos hasta que estén doraditos, comprobaremos que estén cocidos pinchando alguno de ellos con un palillo, si sale limpio, los sacamos y dejamos enfriar sino, los dejamos un poco más y vamos comprobando que estén cocinados cada minuto aproximadamente.

Para el frosting

200 gr de mantequilla
250 gr de queso crema
175 gr de azúcar glas
1 cucharadita de extracto de vainilla
50 gr de chocolate blanco
Para preparar el frosting, batimos la mantequilla hasta que esté cremosa y añadimos el azúcar glas. Batiremos hasta que la mezcla empiece a blanquear. Añadimos el extracto de vainilla y el queso crema a cucharadas batiendo a velocidad media y ya lo tendremos listo.

(Y el chocolate blanco?? si alguien sabe qué hacer con él, que no sea echarlo derretido, por favor que me lo diga)
Para decorarlas, metemos el frosting en una manga pastelera, cubrimos la parte superior del cupcake con el frosting y decoramos con una nuez de macadamia, o con bolitas de tres chocolates
 

A disfrutar!!

Cupcakes de coco y vainilla

 Que monada de cupcakes… tenía muchas ganas de estrenar la boquilla lisa y el primer intento fue un desastre, pero estos han quedado bastante mejor, supongo que es porque la buttercream es mucho más manejable.

Son cupcakes de coco, decorados con buttercream y fondant. La receta de las cupkaces de coco la vi en este blog y el buttercream es la receta de Alma del buttercream maravilloso que le enseñaron en Londres jejeje. Podéis ver la receta aquí al final de la entrada.


Deciros un par de cosas: no me ha gustado nada la combinación de coco y vainilla (aunque para gustos colores, ya se sabe) pero creo yo que le hubiera quedado mejor un frosting de fresa, pero no tenía fresas y cuando abrí el bote que tenía de mermelada casera, se me había puesto mala 😦
La segunda, que en el blog Como un cuento sortean el libro “Recetas y Confidencias” de Ann Pearlman el día 7 de marzo, así que si queréis pasar por el blog y apuntaros al sorteo, aún estais a tiempo!

Whoopies

Hace mucho tiempo que tenía ganas de hacer whoopies, ya que hace unas semanas aprovechando que me regalaron por mi cumpleaños el kindle (el ebook que comercializa Amazon) una tarde trasteando ví que tenían el libro Whoopie pies disponible para este lector y lo compré.

Los whoopies no son  un sandwich de galleta del todo, ni un pastel. Sus características fundamentales son: su forma suave y redondeada y una generosa cantidad de relleno de crema.

El origen de los whoopies es incierto, aunque se dice que fueron los amish los que empezaron a prepararlo con la mezcla que sobraba de algunos pasteles en Pennsylvania. Su nombre se originó debido a que cuando los encontraban en las bolsas del almuerzo gritaban “whoopie!!”

El más popular es el de chocolate relleno de marshmallow, pero el Marsmallow Fluff sólo podemos encontrarlo en España en tiendas online y aunque en el molde que compré para hacer los whoopies venía la receta para hacerlo con marshmallows, como a mi no me van mucho he usado otros rellenos.

También los podemos encontrar de vainilla o calabaza, pero en el libro vienen montones de combinaciones: mantequilla de cacahuete, moka, plátano, pistacho, gengibre… por supuesto también los hay sin gluten y veganos y para rellenar tenemos desde el clásico de marshmallow, ganaché, crema de queso, jarabe de arce, tiramisú… incluso hay uno con bacon!!

Con esta receta participo en el Concurso U.S.A: United Sweets of Americaque ha organizado el blog Carrot Cake. He preparado dos recetas del libro, el clásico de chocolate relleno de ganaché de chocolate blanco y el de  limón relleno de crema de limón.

Empezamos!!

Classic Chocolate Whoopie

 1 ⅔ tazas de harina
 ⅔ de taza cacao en polvo sin azúcar
1 ½ cucharadita de bicarbonato sódico
 ½ cucharadita de sal
4 cucharadas de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente (según mi peso, 58 grs.)
4 cucharadas de manteca vegetal (Yo tenía una lata de Crisco pero he leído que se puede sustituir por una margarina con grasas hidrogenadas)
1 taza de azúcar moreno
1 huevo grande
1 cucharadita de extracto de vainilla líquido
1 taza de leche
Preparación:

Colocar una rejilla en el centro del horno y precalentar a 190 º C. Preparar dos hojas   de papel para hornear.

Tamizar juntos la harina, el cacao en polvo, el bicarbonato y la sal en un bol.
En el tazón de una batidora, bata la mantequilla, la manteca vegetal y el azúcar moreno a velocidad baja hasta que esté combinado. Aumentar la velocidad a media y batir hasta que quede esponjoso y suave, unos 3 minutos. Añadir el huevo y la vainilla y batir durante otros 2 minutos.

Agregue la mitad de la mezcla de harina y la mitad de la leche a la mezcla y batir a baja velocidad hasta que se incorporen. Agregue la mezcla de harina restante y la leche y batir hasta que esté completamente combinado.

Usando una cuchara, colocar cucharada de masa en las hojas de papel de hornear preparadas, dejando unos 3 cntímetros de distancia. (O preparar el molde para whoopies untándolo con mantequilla o spray desmoldante y echar cucharadas de masa en los compartimentos)

Hornear durante unos 10 minutos, o hasta que estén ligeramente dorados. Retirar del horno y dejarlos en la hoja (o molde) durante unos 5 minutos antes de pasarlos a una rejilla para enfriar completamente.

RELLENO:

Ganaché de chocolate blanco

200 ml de nata líquida
200 gr de chocolate blanco

Esta es la preparación en la “versión vaga”: Ponemos la nata y el chocolate troceado en un recipiente apto para microondas y programamos un minuto a temperatura máxima (tened cuidado que no se queme el chocolate). Removemos la mezcla para integrar la nata y el chocolate derretido y dejamos enfriar en la nevera un par de horas (si se deja toda la noche  mejor)
Lo montamos con las varillas (como si fuera nata) y a rellenar!!

Que pinta!!!!!!!!

He probado otra receta y me han encantado, muchísimo más que los de chocolate, dónde van a parar… (claro que me chiflan los pasteles y tartas con limón)

Lemon whoopie

2 ¼ tazas de harina

1 ½ cucharaditas de levadura
1 cucharadita de bicarbonato
½ cucharadita de sal
4 cucharadas de manteca vegetal (Crisco)
4 cucharadas de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
½ taza de azúcar
½ taza de azúcar moreno
2 huevos grandes
½ taza de buttermilk
Ralladura de un limón
2 cucharadas de zumo de limón
½ cucharadita de extracto de vainilla

Preparación:

Colocar una rejilla en el centro del horno y precalentar a 190 º C. Preparar dos hojas de papel para hornear.

Tamizar juntos la harina, la levadura, el bicarbonato y la sal en un bol.

Batimos la mantequilla, la manteca vegetal y los dos tipos de azúcar a velocidad baja hasta que esté combinado. Aumentar la velocidad a media y batir hasta que quede esponjoso y suave, unos 3 minutos. Añadir el huevo y el buttermilk y batir lo justo para combinarlos. Añadir la mezcla de harina que teníamos en el bol, el zumo de limón, la ralladura y el extracto de vainilla y batir a velocidad media unos dos minutos.

Ponemos cucharadas de masa en la hoja de papel para horno y horneamos durante unos 12 minutos. Dejamos enfriar uns minutos y pasamos a una rejilla para que se enfríen completamente.

Los he rellenado con Lemon mascarpone filling:

3 tazas de azúcar glass

½ taza de mascarpone
4 cucharadas de mantequilla
½ cucharadita de extracto de limón
1 cucharadita de ralladura de limón (opcional)

Batimos la mantequilla con el mascarpone hasta que esté cremoso, añadimos el azúcar poco a poco batiendo a velocidad baja y cuando esté integrado, añadimos el extracto de limón (yo no tengo y le he puesto dos cucharaditas de zumo de limón) y la ralladura si queremos, y batimos a velocidad media unos 3 minutos.

Quedan muchísimo más esponjosos que los de chocolate, y el relleno… delicioso!! Os lo recomiendo más que los anteriores



Galletas de avena con ayudante especial :)

Ayer aprovechando que el peque no quiso dormir siesta, nos metimos en la cocina a preparar las galletas para el concurso Papi, Mami, yo también! Este mes la anfritiona es Dina del blog Dulces Suspiros, si pincháis en la imagen podeis leer las bases para el concurso.

Así que nos pusimos manos a la obra, preparé una “mesa” a su medida y allí nos pusimos los dos.
Para estas galletas (que están buenísimas, doy fe xDD) vamos a necesitar:

– 1 huevo grande
– 125 gr. de aceite de maíz o girasol
– 50 gr. de azúcar moreno de caña
– 50 gr. de azúcar blanco
– 1 cucharadita de extracto de vainilla
– 1/2 cucharadita de sal
– 1 cucharadita de canela en polvo
– 85 gr. de harina blanca
– 1/4 cucharadita de bicarbonato
– 1/4 cucharadita de levadura química
– 100 gr. de copos de avena — mejor si son de los suaves —
– 50 gr de nueces peladas y troceadas o de almendras o de cacahuetes (nosotros usamos nueces)
– 25 gr. de pasas y/o arándanos secos
-25 gr. de chocolate en gotas o en pastilla troceado o rallado grueso — blanco, con leche o negro, el que más os guste o tengáis en casa —
– lacasitos o M&M
 
Preparación:
 
Precalentar el horno a 180ºC

Tamizamos la harina, la levadura y el bicarbonato en y reservamos. A esta mezcla la llamaremos MEZCLA DE SECOS.

Con las manos bien limpias, ponemos en unrecipiente grande para amasar, el huevo, el aceite, los dos tipos de azúcar, la sal, la vainilla, y la canela y con una de las manos empezáis a mezclar bien todo como si la mano fuera un batidor. Vueltas vueltas y más vueltas. Un minuto mínimo.

Una vez ya está todo bien mezclado, añadimos la mezcla de secos, y los copos de avena, los trozos de chocolate, y los frutos secos que hayáis elegido y lo mezcláis todo bien con la mano, más o menos un minuto mezclando. No se ha de ver harina seca. Ha de quedar bien integrada a la mezcla.

Ponemos papel de horno en las bandejas, cogemos pequeñas porciones de masa, (pequeñas, que a mi me salieron unos galletones…luego crecen con la levadura!)
Las ponemos en la bandeja y las aplastamos con la mano. Si se hacen planitas quedan super crujientes!!
Debéis dejar entre galleta y galleta espacio y cuando ya tengáis una bandeja llena, poned lacasitos encima a vuestro gusto…
Hornear  y a los 10 minutos se miran a ver si empiezan a estar doradas.

Y aquí tenemos el “making off” xDDDD

Observen que hay algunas sin lacasitos… el ayudante se comió los que quedaban y no me dejó ninguno para la segunda tanda!

Nos lo pasamos genial preparando galletas!! Gracias por organizar estas cositas para hacer con lo speques, aunque al mío le encanta ayudar en la cocina, con lo chico que es… me parece a mi que ha salido a su mamá jejeje

Galletas de San Valentín y un proyecto solidario

Galletas en forma de corazón! En estos días, que raro no? jajaja está todo lleno de corazones, tartas en forma de corazón, galletas, cajas con regalos forradas en papel rojo con corazones… madre mía! Me lo parece a mi o este año se han propuesto que a nadie le pase desapercibida esta fiesta?

Desde La Casita Dulce de las Flores se ha puesto en marcha un proyecto solidario, han pedido a la gente que haga galletas de San Valentín y las envíe a su tienda para repartirlas en un centro de personas sin recursos, donde reparten comida los jueves. Este jueves estarán ellas allí personalmente para entregar las galletas a estas personas, no es una idea preciosa? Podeis leerlo en su blog, y yo desde aquí he querido contribuir con estas galletas, casi no llego porque me enteré tarde, pero gracias a Dina que me dijo que aún podía participar porque habían alargado el plazo, me puse la spilas y preparé estas galletas. Por cierto, podéis daros una vuelta por su blog, que este mes en la anfitriona del concurso “Papi, mami, yo también” una iniciativa para hacer que los peques participen en la cocina.

Muffins de gorgonzola y manzana

Y más muffins salados! Bueno, esta vez no tanto, pero vamos, que la receta no lleva azúcar. Si os gusta el contraste os aconsejo que los probéis porque os van a encantar.
Con esta receta también participo en el concurso de Objetivo: Cupcake perfecto… a ver si tengo suerte!!

Ingredientes (para 12 muffins)

260 gr de harina
4 cucharaditas de levadura
1 pizca de sal
1 pizca de pimienta
2 huevos
250 g de yogur natural (sin azúcar, eh??)
3 cucharadas de aceite
6 cucharadas de leche
200 gr de gorgonzola
1 manzana

Preparación:

Precalentar el horno a 180°C

En bol, tamizar juntos la harina, la levadura y la sal.

En otro bol, mezclar el huevo, el aceite, el yogur y la leche

Combinar las dos mezclas sólo para hacerlos homogéneos, vamos, sin batir mucho

Añadir el gorgonzola y la manzana cortada en trozos pequeños. Volver a remover y dividir la mezcla en moldes para muffins.

Hornear de 25 a 30 minutos, comprobando siempre porque ya sabemos que cada horno es un mundo…

Y listos!! Más sencillo imposible!

Ahora voy a ponerme con las galletas de San Valentín, que llevan desde ayer por la tarde esperándome

Aprovecho también para deciros que en el blog Como un cuento sortean el libro “Recetas y Confidencias”, os podéis apuntar si no lo habéis hecho aún!