Archivo | noviembre 2011

Cupcakes con swiss meringue buttercream de fresa y mi AIG recibió su regalo!!

Aunque hoy es el #diadelbrownie os traigo unas cupcakes de coco y swiss meringue buttercream de fresa que hice para una amiga que le encanta la combinación de coco y fresa.

El martes fui a su casa y estuvimos toda la mañana haciendo galletas (que os enseñaré en otra entrada). Hicimos la masa, horneamos, decoramos… una mañana muy completa, tanto que a las 4 tenía una reunión en el cole de mi hijo y llegué justa… y con todas las manos llenas de colorante! Se me olvidaron los guantes para teñir el fondant y aunque con agua y jabón salen, había estado tiñendo de negro y os podeis imaginar como llevaba las manos… No me dió tiempo a subir a casa, directa de dejar el coche en el garaje al cole, así que todo el tiempo intentando no sacar las manos de debajo de la mesa jajaja.

La receta de las cupcakes de coco es esta que os dejé hace unos meses y supongo que todos conoceis la receta  1, 2, 3 del swiss meringue buttercream… os la dejo ý os animo a que la hagais, que sale… yo estaba un poco asustada porque de tres veces que lo he hecho, dos me había quedado mal, al ponerle la mermelada de fresa se me cortaba y aunque de sabor estaba buenísimo, no se podía usar la crema para nada más que para comerla a cucharadas y no es plan jajaja
Esta vez he usado mermelada casera de fresa, se ven los trocitos de fresa, eh? no sabeis el trabajo que me costó sacar eso por la manga!!
Aún me queda por practicar con esta boquilla, pero poco a poco  😉

Swiss Meringue Buttercream de fresa
Ingredientes:
– 100 gramos de claras de huevo (mejor pasteurizadas)

– 200 gramos de azúcar
– 300 gramos de mantequilla
– Mermelada de fresa
– Colorante rosa (opcional)

Preparación:
Ponemos en una olla las claras de huevo y le añadimos el azúcar.  Mezclamos con unas varillas de mano y ponemos la olla con las claras y el azúcar al baño maría  sin dejar de remover hasta que se haya disuelto el azúcar por completo (unos cinco minutos). Tenemos que tener cuidado de que no hierva el agua, si no se cuajarían las claras.

Retiramos la olla del fuego y pasamos las claras a otro recipiente, en  el que las dejamos hasta que se enfríen completamente. Una vez que estén frías, comenzamos a montarlas a velocidad alta. Si usas como yo una batidora de varillas normalita, ármate de paciencia porque tarda bastante… por lo menos 20 minutos.
Cuando comience a formar picos, paramos y añadimos la mantequilla cortada a trozos. Seguimos batiendo a velocidad media hasta que adquiera la consistencia deseada. Al principio parecerá que se ha cortado, pero al seguir batiendo queda uniforme.

Llegado a este punto, dejamos descansar un poco la batidora y añadimos 3 o 4 cucharadas de mermelada de fresas, según como nos guste el sabor de intenso y unas gotas de colorante rosa. Yo usé Soft Pink de americolor.

Y ya lo tenemos listo!! Para meterlo en la manga o rellenar una tarta. Ah! y  no se estropea fuera de la nevera, puede estar perfectamente 3 o 4 días.

Si teneis dudas, en youtube hay bastantes videos sobre su elaboración, aqui os dejo uno por si queréis echarle un vistazo

http://www.youtube.com/watch?v=uBBoRMWcfNc

También os quería comentar que mis AIG han recibido los regalos que les mandé!! Me tocó regalar a nieveselena, del blog La cajita de Nieves Elena y aquí tenéis la entrada que han publicado con los regalos

http://lacajitadenieveselena.blogspot.com/2011/11/30-edicion-semanal-del-podcast-de-la.html

Decirles que me ha encantado jugar al AI y que estoy muy contenta de que le hayan gustado los regalos que elegí para ellas. Un beso chicas!!

Hasta la próxima!

Anuncios

Bizcocho rayado

El domingo fue el cumpleaños de mi marido y como todos los años, organizamos una cena con los amigos para celebrarlo. Nos solemos juntar bastantes, el año pasado fuimos 12 adultos y 6 niños, una locura… este año altaron niños pero adultos casi los mismos, así que organizamos  organicé una cena tipo buffet, que cada uno se sirviese lo que le pareciera y se sentase donde le viniese mejor, porque en la mesa no cabemos todos sentados y así estaríamos más cómodos.

Y en una celebración de cumpleaños, no podía faltar la tarta. Le tenía echado el ojo a esta desde que la vi en La receta de la felicidad (si quereis ver unas fotos decentes de la tarta, echadle un vistazo)

Las fotos son horribles, pero entre que era de noche, que mi marido la cortó por la mitad como si fuera un queso y algunas son del móvil… pensé en no publicar la entrada porque las fotos no le hacen justicia para nada a cómo quedó la tarta en realidad, pero aquí las teneis.

La receta es tal cual la tiene Sandra en su blog, con alguna anotación mía

Ingredientes

– 250 gramos de mantequilla en pomada (blanda)
– 250 gramos de azúcar
– 7 huevos medianos a temperatura ambiente
– 150 gramos de harina
– 100 gramos de maizena
– 1 pizca de sal
– 1 pizca de vainilla en polvo, o extracto de vainilla
– 2 cucharadas de cacao puro en polvo (tipo Valor)

Cobertura:
– 200 ml de nata para montar
– 200 gr de chocolate de cobertura negro
– 1 cucharada sopera de mantequilla

Preparación

1.Comenzamos preparando el bizcocho. Para ello, con una batidora eléctrica o robot de cocina, batimos la mantequilla con el azúcar hasta blanquear

2.Separamos las claras de las yemas de los huevos. Reservamos las claras.

3.Agregamos las yemas de una en una a la mezcla anterior.

4.Incorporamos la harina mezclada con la maizena.

5.Aparte, montamos las claras a punto de nieve con una pizca de sal hasta que estén bien firmes.

6.Agregamos las claras delicadamente a la mezcla anterior, lo mejor es hacerlo de dos veces para ir bajando la densidad de la masa.

7.Dividimos la masa en dos partes iguales, y agregamos el cacao a una de ellas y la vainilla a la otra.

8.Precalentamos el grill del horno (si tiene temperatura, a 200ºC). Forramos un molde desmontable de 20 cm con papel de hornear, o bien engrasamos y enharinamos el molde.

9.Comenzamos a hornear las capas del bizcocho.

10.Tomamos dos cucharadas soperas de masa blanca, y las distribuimos sobre el molde, dejando una capa muy finita, como si fuera un crêpe. Doramos esta capa dos/tres minutos en la bandeja media del horno, recuerda, solo con el grill del horno. Deberá quedar cocida, ligeramente dorada.

11.Sacamos el molde del horno con cuidado de no quemarnos, y distribuimos dos cucharadas de pasta de chocolate por encima de la capa anterior. Volvemos a hornear 2/3 minutos bajo el grill.

12.Procedemos igual que anteriormente, hasta agotar las dos masas.

13.Sacamos el bizcocho del horno, esperamos 15 o 20 minutos, y desmoldamos con cuidado. Que la parte de abajo del bizcocho quede hacia arriba al desmoldar. Dejamos enfriar completamente.

14.Seguimos preparando la cobertura de chocolate. Ponemos a hervir la nata, y cuando hierva, la retiramos del fuego.

15.Agregamos el chocolate en trocitos y la mantequilla, y vamos moviendo delicadamente hasta que obtener una mezcla homogénea. Dejamos templar el chocolate unos minutos. (si no, quedarán burbujas en la cobertura) Ponemos el bizcocho boca abajo en una rejilla (para que la parte más lisa que es la inferior quede arriba), y bañamos con la cobertura. Dejamos solidificar, y pasamos al frigo para que termine de endurecerse.

16.Si lo deseamos, podemos decorar los laterales del bizcocho (que no quedan muy bonitos) con bolitas, pegándolas con cuidado antes de que termine de solidificarse el chocolate. Las de la foto podéis encontrarlas en cualquier gran superficie. (Yo lo decoré con maltesers de chocolate blanco, los laterales quedaron bien)

Absolutamente horrible, no se como la cortó, de verdad… pero les encantó a todos y algunos repitieron 🙂
Sólo quedó ese trozo, lo dejé para sacarle alguna foto por la mañana (antes de comérmelo xDD) y cuando me levanté no estaba! Yo que iba con toda mi ilusión a desayunar tarta… Así que os la recomiendo, aunque me resultó un poco engorrosa de hacer, merece la pena.