Archivos

Brujitas y zombies

Hola a todos!!

Se acerca Halloween y por todos los blogs estareis viendo muchas propuestas para esta fiesta que va celebrándose cada año más. Además si vas por la calle ves todos los escaparates decorados con calabazas, esqueletos, tumbas, telarañas… incluso en algunas urbanizaciones los niños salen a pedir dulces por las casas, el famoso “Truco o trato”

Aquí está mi contribución, unas brujitas y unos zombies, se me ocurrió ayer por la tarde, que estaba horneando galletas para otra cosita que os enseñaré dentro de nada y con la masa que me sobró hice muñequitos, que son mis galletas pendientes… hacer esas galletas tan monas de nenes y nenas que se ven por ahí. Dando una vuelta por los blogs viendo las entradas que han preparado para esta fiesta, se me ocurrió hacer las brujitas y los zombies, que están muy mejorables, si, pero lo que me reí haciéndolas…

Espero que os gusten

Son galletas de mantequilla sin huevo decoradas con fondant. Próximanente os dejaré la receta de galletas con huevo, para que tengais más para elegir  🙂
Feliz semana!!
Anuncios

Galletas "de miedo"

                                     

Así son como las hemos bautizado, las ha llevado mi hijo a la guardería porque hoy celebran Halloween. Cada año se va haciendo notar más esta celebración y yo todos los años busco el origen de esta fiesta porque se me olvida, la verdad… os lo dejo aquí para que los que no lo sepan


La celebración del Halloween se inició con los celtas, quienes en esta época celebraban el final de la temporada de cosechas. Esta festividad era conocida como Samhain. Los antiguos celtas creían que al llegar el Samhain, el mundo de los espíritus de los muertos y el mundo de los vivos quedaban separados tan solo por una línea que permitía que los espíritus (tanto benévolos como malévolos) pasaran a través. Se cree que el uso de trajes y máscaras se utilizaba para ahuyentar a los espíritus malignos.
Cuando los romanos conquistaron a los celtas, juntaron el Samhain con la fiesta romana de la cosecha, al final de octubre, en honor de Pomona, diosa de las frutas. Con la cristianización se le quiso cambiar el sentido a esta fiesta, por eso los papas Gregorio III y Gregorio IV intentaron cambiarla por una festividad cristiana e instituyeron el Día de Todos los Santos, que se celebraba hasta ese tiempo el 13 de mayo y se pasó al primero de noviembre.
La fiesta de Todos los Santos adquirió mucha importancia y se celebraba con una vigilia solemne. En inglés antiguo, la vigilia o víspera de todos los santos se llama «All Hallow’s Eve», cuya pronunciación degenerada con el tiempo terminó siendo Halloween.
En la actualidad, Halloween es una celebración pintoresca en que tradicionalmente los niños salen disfrazados a pedir dulces. Cuenta con muchos símbolos, entre ellos, la famosa calabaza.
Fuente: http://www.cmi.com.co/?nt=53469

Son galletas de cacao decoradas con fondant y glasa, a los peques les han encantado!