Archivos

Bizcocho rayado

El domingo fue el cumpleaños de mi marido y como todos los años, organizamos una cena con los amigos para celebrarlo. Nos solemos juntar bastantes, el año pasado fuimos 12 adultos y 6 niños, una locura… este año altaron niños pero adultos casi los mismos, así que organizamos  organicé una cena tipo buffet, que cada uno se sirviese lo que le pareciera y se sentase donde le viniese mejor, porque en la mesa no cabemos todos sentados y así estaríamos más cómodos.

Y en una celebración de cumpleaños, no podía faltar la tarta. Le tenía echado el ojo a esta desde que la vi en La receta de la felicidad (si quereis ver unas fotos decentes de la tarta, echadle un vistazo)

Las fotos son horribles, pero entre que era de noche, que mi marido la cortó por la mitad como si fuera un queso y algunas son del móvil… pensé en no publicar la entrada porque las fotos no le hacen justicia para nada a cómo quedó la tarta en realidad, pero aquí las teneis.

La receta es tal cual la tiene Sandra en su blog, con alguna anotación mía

Ingredientes

– 250 gramos de mantequilla en pomada (blanda)
– 250 gramos de azúcar
– 7 huevos medianos a temperatura ambiente
– 150 gramos de harina
– 100 gramos de maizena
– 1 pizca de sal
– 1 pizca de vainilla en polvo, o extracto de vainilla
– 2 cucharadas de cacao puro en polvo (tipo Valor)

Cobertura:
– 200 ml de nata para montar
– 200 gr de chocolate de cobertura negro
– 1 cucharada sopera de mantequilla

Preparación

1.Comenzamos preparando el bizcocho. Para ello, con una batidora eléctrica o robot de cocina, batimos la mantequilla con el azúcar hasta blanquear

2.Separamos las claras de las yemas de los huevos. Reservamos las claras.

3.Agregamos las yemas de una en una a la mezcla anterior.

4.Incorporamos la harina mezclada con la maizena.

5.Aparte, montamos las claras a punto de nieve con una pizca de sal hasta que estén bien firmes.

6.Agregamos las claras delicadamente a la mezcla anterior, lo mejor es hacerlo de dos veces para ir bajando la densidad de la masa.

7.Dividimos la masa en dos partes iguales, y agregamos el cacao a una de ellas y la vainilla a la otra.

8.Precalentamos el grill del horno (si tiene temperatura, a 200ºC). Forramos un molde desmontable de 20 cm con papel de hornear, o bien engrasamos y enharinamos el molde.

9.Comenzamos a hornear las capas del bizcocho.

10.Tomamos dos cucharadas soperas de masa blanca, y las distribuimos sobre el molde, dejando una capa muy finita, como si fuera un crêpe. Doramos esta capa dos/tres minutos en la bandeja media del horno, recuerda, solo con el grill del horno. Deberá quedar cocida, ligeramente dorada.

11.Sacamos el molde del horno con cuidado de no quemarnos, y distribuimos dos cucharadas de pasta de chocolate por encima de la capa anterior. Volvemos a hornear 2/3 minutos bajo el grill.

12.Procedemos igual que anteriormente, hasta agotar las dos masas.

13.Sacamos el bizcocho del horno, esperamos 15 o 20 minutos, y desmoldamos con cuidado. Que la parte de abajo del bizcocho quede hacia arriba al desmoldar. Dejamos enfriar completamente.

14.Seguimos preparando la cobertura de chocolate. Ponemos a hervir la nata, y cuando hierva, la retiramos del fuego.

15.Agregamos el chocolate en trocitos y la mantequilla, y vamos moviendo delicadamente hasta que obtener una mezcla homogénea. Dejamos templar el chocolate unos minutos. (si no, quedarán burbujas en la cobertura) Ponemos el bizcocho boca abajo en una rejilla (para que la parte más lisa que es la inferior quede arriba), y bañamos con la cobertura. Dejamos solidificar, y pasamos al frigo para que termine de endurecerse.

16.Si lo deseamos, podemos decorar los laterales del bizcocho (que no quedan muy bonitos) con bolitas, pegándolas con cuidado antes de que termine de solidificarse el chocolate. Las de la foto podéis encontrarlas en cualquier gran superficie. (Yo lo decoré con maltesers de chocolate blanco, los laterales quedaron bien)

Absolutamente horrible, no se como la cortó, de verdad… pero les encantó a todos y algunos repitieron 🙂
Sólo quedó ese trozo, lo dejé para sacarle alguna foto por la mañana (antes de comérmelo xDD) y cuando me levanté no estaba! Yo que iba con toda mi ilusión a desayunar tarta… Así que os la recomiendo, aunque me resultó un poco engorrosa de hacer, merece la pena.
Anuncios

Brazo de gitano relleno de crema de chocolate

Resulta que tengo en casa un libro de recetas de Arguiñano y no lo sabía… bueno, sí lo sabía pero no me acordaba y esta tarde quería hacer un bizcocho y pensé en buscar entre todos los libros que me había mandado mi padre hace tiempo.
´

 Entre ellos hay uno que se llama 1.069 Recetas, de Karlos Arguiñano. Ya tiene sus añitos, pero no había hecho ninguna receta de este libro.

La verdad es que lso postres no son muy allá, es todo muy sencillito y sin complicaciones, lo tendré a mano para los días que no se me ocurra qué cocinar y seguro que encuentro algo.

Este brazo de gitano en la receta viene relleno de crema, pero yo lo he cambiado por una buttercream de chocolate porque soy incapaz de hacer alguna receta sin cambiar algo, soy así.

Aquí tenéis la receta, es muy sencillita rápida de hacer

Ingredientes:

– 4 huevos
– 100 gramos de azúcar
– 100 gramos de harina
– 1 sobre de levadura
– azúcar glass para espolvorear

Precalentar el horno a 170ºC
Preparar un molde rectangular o en su defecto, la misma bandeja de horno forrada con papel de horno
Tamizamos la harina con la levadura y reservamos.
Separar las yemas de las claras. Batir las yemas con la mitad del azúcar hasta que estén cremosas.
Montar las claras a punto de nieve y cuando estén casi montadas, agregar el resto del azúcar y seguir montando. Incorporar las yemas y mezclar suavemente.
Añadimos ahora la harina y mezclamos con cuidado hasta que se integre todo bien.
Extendemso la masa en el molde/bandeja que teníamos preparado y horneamos durante 10-12 minutos, hasta que al pinchar con un palillo salga limpio.

Ahora con mucho cuidado lo envolvemos en un paño de cocina y lo dejamos enfriar un poco mientras hacemos el relleno. Si lo dejamos enfriar completamente,  se romperá cuando intentemos despegarlo del papel de horno.

Relleno:

– 150 gramos de mantequilla
– 200 gramos de azúcar glass
– 1 cucharada de cacao en polvo sin azúcar
– 1 chorrito de licor (opcional)

Batir la mantequilla hasta que esté cremosa, añadirmos el azúcar glass y la cucharada de cacao. Batimos bien y añadimos el licor (o si queremos, esencia de vainilla o avellana)

Desplegamos el bizcocho y lo untamos con el relleno. Lo volvemos a enrollar y lo rebozamos en azúcar glass.

Espero que os guste!!


Red velvet bundt cake

Hace un mes o así compré un molde para bundt en forma de corona, que no había estrenado aún.
Y que mejor forma que con mi bizcocho favorito, el red velvet cake?

Hace poco Bea, de El rincón de Bea publicó un red velvet bondt cake y me dije ya tengo la receta para usar el molde :))

Os dejo un poquito de historia sobre este tipo de bizcochos, para quien no los conozca:

“El Bundt cake es el resultado del horneado de una masa batida en un molde llamado Bundt, y que tiene unas características particulares, este molde, del que actualmente hay muchos y muy variados diseños, fue creado David H. Dalquist en 1950, desde entonces, se han comercializado más de 50 millones de estos moldes registrados por la empresa NordicWare, empresa familiar estadounidense que fue fundada en 1946.



El molde Bundt o molde para Bundt cake fue diseñado a raíz de la petición que se realizó a esta compañía para elaborar unos pasteles alemanes llamados Kugelhoph (o Kugelhopf), que estaban haciéndose muy populares en Estados Unidos, disponiendo de un molde más ligero que los que tenían de cerámica. Creó estos moldes de aluminio con los que la empresa de accesorios de cocina se hizo famosa, sobre todo después de que, en 1966, una mujer texana participara en un concurso y obtuviera una buena posición utilizando el molde Bundt para su pastel.


El molde para Bundt cake es un atractivo recipiente caracterizado por tener un orificio en el centro y un contorno acanalado que da como resultado un bizcocho con formas, curvas que en principio se pensaron para que representaran las porciones de la tarta o pastel. Precisamente esta forma del molde, precisaba de un material antiadherente para que en el desmoldado, el bizcocho conservara su forma con todos los pliegues y curvas limpiamente marcadas.



Además de un material ideal para este tipo de moldes, se han desarrollado muchas recetas especialmente para utilizar este molde, son las que adoptan el nombre de Bundt cake.”

Fuente: Grastronomía&cía (http://www.gastronomiaycia.com/2011/03/09/bundt-cake/)

Os dejo la receta, si no teneis molde de bundt podéis hacerla como cupcakes o como tarta, queda absolutamente deliciosa y aguanta muchísimo tiempo sin secarse ni endurecerse (una semana seguro, doy fe xDD)
 
Red velvet (cake, bundt o cupcakes)
 
Ingredientes:
 
– 2 1/2 tazas de harina
– 1 1/2 tazas de azúcar
– 1 cucharadita de cacao en polvo sin azúcar
– 1 cucharadita de sal
– 1 cucharadita de bicarbonato
– 2 huevos grandes a temperatura ambiente
– 1 1/2 taza de aceite de girasol
– 1 taza de buttermilk *
– 1/2 cucharadita de colorante rojo en gel (también podéis usar colorante líquido que venden en el super, viene un paquete con 3 botecitos: rojo, amarilloy  azul)
– 1 cucharadita de vinagre de vino blanco
– 1 cucharadita de extracto de vainilla
 
*El butermilk se puede hacer casero mezclando una taza de leche con una cucharada de vinagre blanco. Se mezcla y se deja reposar 15 minutos, parecerá que la leche se ha cortado, pero no, es así! Ya está listo para usar.
 
Preparación:
 
Precalentar el horno a 175ºC
 
Engrasar el molde con aceite o mantequilla, si teneis spray desmoldante, mejor.
 
Tamizar en un bol la harina con el cacao, la sal, el azúcar y el bicarbonato, reservar.
 
Batir a velocidad baja los huevos, el aceite, el buttermilk, el vinagre, la vainilla y el colorante.
 
Añadir a esta mezcla 1/3 de la mezcla de harina reservada, batir hasta integrar y repetimos la operacion 3 veces hasta que tengamos todo bien mezclado.
 
Poner la mezcla en el molde y hornear durante 45 minutos, a partir de este tiempo, comprobar que está hecho pinchando con un palillo en el centro. Si sale seco, ya lo tenemos listo!