Archivo | abril 2011

Un bolso para mi madre

Ya se que el día de la madre es el domingo, pero como la mía está un pelín lejos (a unos 800 km de nada) ha recibido su regalo hoy, porque el domingo no reparten.

Quería un bolso colorido, de primavera y buscando buscando encontré este

y en cuanto lo vi, pensé “Para mi madre!”

No  me ha quedado muy diferente, no?

Y también lleva una galleta con mensaje, no se aprecia bien, pone “Feliz día mamá”
Se que mis hermanos van a disfrutar la tarta más que ella porque le va a dar pena comérsela… (Mamá, cométela, que está buenísima!)
Lo se porque me salió demasiado grande y tuve que cortar un trozo para que cupiera en la caja (antes de acabar de decorarla, eh?

Os aseguro que está deliciosa (y mi marido también os lo asegura jeje). Es una variante del bizcocho perfecto, lleva los huevos blanqueados con el azúcar (me copié de tu versión Dina) y una cucharadita de aroma de avellana que le da un toque absolutamente delicioso.

Está rellena de buttercream de chocolate, se hace igual que la normal pero le añadí un par de cucharaditas de cacao puro sin azúcar.

Quiero darle las gracias a mi madre por ayudarnos tanto desde la distancia ahora que tanto lo necesitamos, te echamos de menos, te mandamos muchos besos y abrazos y un PAAAAAAAAA muy grande de parte del nene.

Mapi, Papi… yo también! Abril: Pizzacuadro

El mes pasado no participé en la entrega de Mami, Papi… yo también! porque se me pasó, y a esta llego por los pelos!

La anfitriona de este mes es Ane, del blog Cocina Top Secret y nos propone una divertida “Pizzacuadro”.

Yo he usado la receta de siempre para masa de pizza, porque la que proponen es con harina santa rita, que no he visto por los sitios donde suelo comprar. Aquí podeis ver la receta que proponen y yo os dejo la que hicimos.

Ingredientes:

Masa:
– 250 gramos de harina de fuerza
– 13 gramos de levadura fresca
– un chorro de aceite de oliva
– 1/2 cucharadita de sal de sal
– pizca de azúcar
– agua (la que admita)

Relleno:
– Tomate frito
– Queso rallado
– Orégano
y luego cada uno pone lo que más le guste, nosotros pusimos champiñones, bacon y jamón york

Preparación:

Ponemos en un bol la harina, hacemos un hueco en el centro y desmenuzamos la levadura en él. Ponemos la sal, el azúcar y el chorro de aceite y empezamos a añadir agua tibia y amasamos. Como la hago a ojo no se que cantidad exacta de agua lleva… lo siento! Siempre me digo que la tengo que medir pero se me olvida. Tenemos queponer agua hasta que quede una masa blanda en la que se puedan hundir los dedos sin hacer fuerza y no se pegue a las manos.

Aquí tenemos a mi ayudante favorito “con las manos en la masa” nunca me jor dicho

Dejamos reposar la masa en un bol tapado una media hora (y aprovechamos para bañar al peque y ponerle el pijama jajajajaaa)

Cuando la masa haya levado, la dividimos en dos para hacer dos pizzas más pequeñas y las estiramos con el rodillo hasta que queden del grosor que nos guste (teniendo en cuenta que luego van a crecer) y distribuímos los ingredientes formando un dibujo

La metemos al horno precalentado a 200ºC y vamos vigilando hasta que estén listas.

Mona de Pascua

Hace unos días publiqué la receta del dulce típico de mi tierra en Semana Santa, el hornazo. Y ahora toca la mona de pascua, que es lo que comen en esta zona.

A mi me recuerda al roscón de reyes, al típico, que no va relleno y tampoco lleva fruta escarchada.

La mona se suele consumir durante la merienda de los días de pascua acompañada de longaniza de Pascua siendo costumbre cascar el huevo en la frente de otra persona. También es posible acompañarla de chocolate si la mona ha sido espolvoreada de azúcar y carece del huevo cocido. Es tradición ir de excursión al campo a pasar la tarde comiendo la mona y jugar con alguna cometa.

Tradicionalmente el padrino regala la mona a su ahijado el Domingo de Pascua después de misa. El Lunes de Pascua es tradición que se reúnan dos o tres familias o un grupo de amigos y que vayan a comer la mona juntos a algún lugar, en un festín en el que no faltan las chuletas de cordero, conejo a la brasa, la paella y, sobre todo, el vino. En muchas poblaciones las pastelerías compiten para exhibir en su escaparate la escultura de chocolate más espectacular, que puede ser una maqueta de un edificio una figura de un personaje popular o un conjunto de tartas con figuras de chocolate o guirlache. Este alimento propio del lunes de Pascua, la mona, y la costumbre de hacer una salida al campo para comerlo en familia ha acabado dando nombre al día, que para muchos es “el día de la mona”.
Fuente: wikipedia

He visto muchas recetas, con masa madre y sin ella. He probado dos, la primera sin masa madre (me parecía un lío hacer dos masas) y me quedó fatal porque la masa no levó lo suficiente pero la segunda quedó genial, es la receta que os dejo.

Mona de Pascua

Ingredientes:

Masa madre:

– 125 gramos de harina
– 75 ml. agua
– 2 gramos de sal
– 4 gramos de levadura fresca
Bollo

– 250 gramos de harina
– 2 gramos de sal
– 10 gramos de levadura fresca
– 85 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
– ralladura de limón
– 80 gramos de azúcar
– 1 cucharada de agua de azahar
– 35 ml. agua
– 35 ml. leche

Para adornar:

– huevo batido
– azúcar humedecido con agua
– anisetes de colores
– huevos crudos pintados

Primero preparamos la masa madre:

Diluímos la levadura en el agua templada. Mezclamos con el resto de los ingredientes. Tapar y dejar reposar un mínimo de 3 horas.

Mientras tanto, podemos pintar los huevos. Los lavamos muy bien, los secamos y los pintamos con colorante.

Preparación del bollo:

Mezclar la mantequilla con el azúcar, el agua de azahar y la ralladura de limón.

Ponemos en un bol la harina y la sal y agregamos la leche tibia en la que habremos diluído la levadura, un poco de agua, la masa madre, la mezcla de mantequilla y el resto el agua que quede (la que admita). Amasar hasta conseguir una masa elástica y homogénea.
Formamos una bola, tapamos con un trapo y dejamos reposar durante 3 horas en um lugar donde no le den corrientes de aire. Podemos dejarla en el horno, siempre que no conserve residuos de calor.
Pasadas las 3 horas, cogemos la bola fermentada y con el cochillo la cortamos en partes si queremos hacer monas pequeñas, o si la preferimos grande hacemos un agujero en el centro, dándole forma de rosco.
Yo hice tres pequeñas, dos en forma de rosco y una de tortuga.

Distribuir los huevos decorados,  poner las monas en la bandeja forrada con papel de horno, tapar con un trapo y dejarlo reposar hora y media.

Antes de meterlo en el horno, pintar la mona con el huevo batido y decorar con los anisetes y el azúcar humedecido.

Hornear a 180 grados durante 20-25 minutos, hasta que estén doradas. Dejarlas enfriar encima de una rejilla
 

No tengo fotos del corte porque era para que el peque la llevase a la guardería para comerla con los compañeros, pero ospuedo asegurar que quedó buenísima

Mermelada casera de fresas

Tengo esta entrada preparada hace más de dos semanas, sólo me faltaba una tela mona y unos lacitos para adornar los botes de mermelada, pero es que como me espere más no me van a quedar botes a los que hacerles las fotos.
Además ya he visto por varios blogs recetas de mermelada de fresas… así que voy a publicarla ya porque a este paso cuando la ponga ni temporada de fresas ni nada.

Como os dije el otro día, tengo un montón de fresas en casa y estoy probando recetas con ellas.

El año pasado ya hice mermelada, pero no me quedó muy bien, salió demasiado líquida, aunque de sabor estaba muy buena.

Este año repito, pero como ya sabía de que iba el tema, me ha quedado mucho mejor, porque en vez de usar limón o manzana como espesante, he usado agar-agar y ha quedado  muchísimo mejor, una textura ideal para mi gusto, en la que de vez en cuando te encuentras un pedacito de fruta…

Para hacer mermelada de fresas necesitamos:

-1 kilo de fresas
-750 gramos de azúcar
-1 y 1/2 cucharaditas de agar agar (en su defecto, zumo de limón)

Lavamos muy bien las fresas, les quitamos el rabito y las cortamos en láminas.

En una cacerola, ponemos una capa de fresas, la cubrimos con azúcar y así sucesivamente hasta acabar con una capa de azúcar.

Las dejamos macerar toda la noche. Al día siguiente, se habrá formado un almíbar con el azúcar y el jugo de las fresas, removemos bien y ponemos la cazuela a fuego lento una hora y cuarto aproximadamente.

Mientras tanto, aprovechamos para esterilizar los tarros donde la vamos a conservar, hirviéndolos durante quince  minutos.

Pasada la hora y media, añadimos el agar-agar, mezclamos bien para que se disuelva y con cuidado la vamos poniendo en los tarros.

A medida que los vayamos llenando, los cerramos bien y los ponemos boca abajo para que se haga el vacío.

Y una vez fría, a usarla como más nos guste!


Bizcochitos de nata con corazón de chocolate

Aquí os traigo la merienda para esta tarde nublada de sábado. Mira que nos ha salido el día feo, con la semana tan buena que ha hecho… habíamos hecho planes para ir al campo pero no ha podido ser, así que he hecho estos bizcochitos para merendar y alegrarnos la tarde.

Es una versión de una receta de magdalenas. Y es que el otro día compré unos moldes de silicona en LIDL y no los había estrenado aún! (y todavía me queda por estrenar otro que tiene forma  de corona). Estos tienen forma de flor, pero con el azúcar no se aprecia.
Si no tenéis moldes para bizcochitos individuales, podéis usar cápsulas para magdalenas.

Ingredientes:

– 175 gramos de harina
– 125 gramos de azúcar
– 125 gramos de aceite de girasol
– 50 gramos de nata para montar
– 1/2 sobre de levadura
– 2 huevos
– 150 gramos de chocolate fondant
– 1/2 cucharadita de aroma de avellanas (o vuestro favorito)
– azúcar glass para adornar

Tamizamos la harina con la levadura y reservamos.

En un bol, batimos los huevos con el azúcar hasta que doblen su volumen. Añadimos la nata y mezclamos bien.

Seguidamente, añadimos el aceite de girasol y el aroma elegido y batimos unos 20 segundos.

Agregamos la mezcla de harina y levadura y la integramos en la masa. Metemos el recipiente media hora a la nevera, para que luego suba más.

Precalentamos el horno a 180 ºC

Ponemos una cucharada de masa en cada recipiente y encima ponemos una cucharada de chocolate, sin mezclar. Al subir la masa, se formará un corazón de chocolate en el interior del bizcochito (o magdalena)

Horneamos durante 15 minutos, comprobando al pinchar con un palillo que están hechas. Si no, dejar unos minutos más.

Adornamos espolvoreando con azúcar glass.

Un bocadito?

Con esta entrada quiero participar en el concurso que organiza Rocío del blog “Un poquito de Rocío” dedicado al chocolate

Hornazo de Huelva

Se acerca la Pascua y en mi tierra este dulce es típico de estas fechas. Aquí en Valencia es típica la mona de Pascua, ahora hay en todas las pastelerías, hornos, supermercados… pero en Huelva se comen hornazos.
El hornazo sabe a semana santa, huele a incienso, a cera…
Es una especie de torta cubierta con cabello de ángel, almendra, huevo y azúcar. A mi el cabello de ángel no me gusta nada y en un libro que me regaló mi madre hace unos años he encontrado una receta que no lleva, así que he decidido hacerlo y dedicárselo a mi madre, que aunque no lo podrá probar porque está muy lejos le hará mucha ilusión cuando vea la receta.

El libro se llama “La Cocina de Huelva” de la Diputación  Provincial de Huelva. Os la dejo como la he hecho yo, ya que la receta original es para 6 hornazos. He modificado algunas cosas, como la cantidad de agua que me parece poquísima, vamos, que yo no he podido amasar con tan poca cantidad de agua.

Hornazo

Ingredientes:

– 250 gramos de harina
– 1 sobre de levadura
– 1 huevo
– ralladura de medio limón
– 1 cucharadita de canela en polvo
– 1 cucharada de aceite de oliva
– agua, unos 150 ml (más o menos porque la receta decía mucho menos y tuve que ir añadiendo)
– 125 gramos de azúcar
– 125 gramos de almendras peladas
– 1/8 cucharada de sal gorda

Desleir en agua la levadura y la sal e incorporar a la harina poco a poco hasta formar una masa fina. Añadir el aceite hasta obtener una masa blanda, suave y bien trabajada y formar con ella unas tortas dl tamaño de un plato más o menos y de 1 cm de grosor.

Levantar con los dedos el borde dándole forma de cazuela para que no se salga el relleno.

Poner una capa de almendra triturada (dejando algún que otro trozo) mezcladas con la canela, azúcar y ralladura de limón

Rociar con el  huevo batido, espolvoreamos con azúcar y metemos al horno a 150ºC durante 45 minutos.

Dejar enfriar sobre una rejilla y cortar en cuadrados para servir.
Con esta receta quiero participar en el concurso que organiza Sònia del blog Encontrar la felicidad en los pequeños detalles: “Sé tu abuel@!”
Espero que os guste!

Cupcakes de fresas con nata

Esta semana tocan magdalenas con fruta del tiempo: fresas

El día antes de ver la receta me llamó mi padre para preguntarme si queríamos fresas. Tiene un amigo que las trae a Mercavalencia y de vez en cuando nos manda un par de cajitas, así que tengo en casa 4 kilos (bueno, ya algo menos) de fresas buenísimas, gordas y dulces, para comerlas con nata, leche condensada (mi favorito, el mas light jajaja) o hacer magdalenas deliciosas como estas.

Aunque aprovechando la cantidad de fresas, haré más cosas que os enseñaré los próximos días.

Como ya os conté la semana pasada, Eva de Cakes Palma creó un grupo en Facebook y cada semana nos propone una receta. Aquí os dejo la de esta semana

Magdalenas de fresa y nata (del libro 1 masa, 100 muffins, de Susanna Tee)

Necesitamos:
-150g. de fresas.
– 280g. de harina.
-1 cucharada de levadura química en polvo.
-Una pizca de sal.
-115g. de azúcar extrafino.
-2 huevos.
-250 ml. de nata líquida.
-6 cucharadas de aceite de girasol (se puede sustituir por 85g. de mantequilla en pomada).
-1 cucharadita de extracto de vainilla.

Para decorar:

-125 ml. de nata para montar
-12 fresas pequeñas enteras para decorar.

Precalentar el horno a 200ºC. Preparar el molde con las cápsulas de papel. Picar las fresas.

Preparación:

– En un cuenco grande ponemos los ingredientes secos: tamizamos la harina junto con la levadura y la pizca de sal y añadimos el azúcar y las fresas picadas.

– En otro cuenco batimos ligeramente los huevos e incorporamos la nata líquida, el aceite y la esencia de vainilla. Volvemos a batir ligeramente.

– Hacemos un hueco en el centro de los ingredientes secos y vertemos los líquidos. Mezclamos para unir todos los ingredientes sin trabajar demasiado la masa.

– Repartimos la mezcla en los moldes y , enseguida, horneamos durante aproximadamente 20 minutos, hasta que estén altas, doradas y firmes.

-Al sacarlas del horno, las dejamos reposar 5 minutos y las retiramos del molde, colocándolas en una rejilla hasta que se enfríen.

-Montamos la nata. Cuando las magdalenas estén frías, ponemos encima de cada una un poco de nata con una cuchara o con manga pastelera y decoramos con una fresa.

-Conservar en el frigorífico hasta el momento de servirlas.

Y os dejo una foto que me ha parecido muy simpática, cuando estaba haciendo las fotos para colgarlas en el blog, mi hijo me ha “robado” una fresa y lo he pillado in fraganti jajajaaja